Top 5 criptomonedas creadas en América Latina

Aunque es el Bitcoin la representación más conocida, hoy se mencionan también diversas criptomonedas creadas en América Latina

criptomonedas

Top 5 criptomonedas creadas en América Latina. Fuente de imagen: shutterstock.com

El mercado de las criptomonedas se ha convertido en una tendencia que crece a pasos agigantados en Latinoamérica, con cada vez más sectores participando en inversiones de valores a través de esta alternativa.

El boom de la tecnología blockchain llegó a Latinoamérica, convirtiéndose en una de las regiones con mayor número de usuarios de criptomonedas en el mundo. Según el informe emitido por Statista en 2020, América Latina registró un gran índice de adopción de criptomonedas, con Perú en el tope de la lista.

Aunque todavía existe cierto desconocimiento de cómo funcionan y por ende, cierto temor a involucrarse en este mercado, su uso y manejo en el sur de América ha sobrepasado las predicciones de la mayoría de los expertos en economía.

Según el último informe global de Binance Research, la confianza en las criptomonedas está creciendo en función al acceso de inversión minorista en criptodivisas.

Actualmente existen más de 10 000l criptomonedas en el mundo y el número sigue en ascenso. La lista está liderada por criptodivisas creadas en Estados Unidos, Asia y Europa, sin embargo, los hispanos también están contribuyendo a esta tendencia económica, por lo que te invitamos a conocer 5 criptomonedas creadas en América Latina.

Jasper Coin

De la mano de 25 jóvenes emprendedores, nace Jaspercoin, como la primera criptomoneda desarrollada en Argentina. Conocida en el mercado por sus siglas JAC, fue creada en 2017 con el propósito de ofrecer un sistema de minería para productos como cervezas y chocolates, entre otros alimentos y bebidas.

Las Jaspercoin fueron inicialmente diseñadas para las compras y pagos de servicios y productos que corresponden al sector de las PyME. Para complementar el servicio, incorporaron la plataforma llamada Jasperry, la cual funciona a través de un mini computador con el que podrás minar. A esa herramienta, se sumó su plataforma de billetera digital, a través de la instalación de una app en el teléfono móvil.

La compañía Jasper, permite a las empresas con un producto o servicio, obtener un derecho de licencia de minado, siempre y cuando cumplan con los requisitos mínimos de aceptación. A través de su propia red blockchain, la empresa pretende conectar a vendedores con usuarios de criptos de todo el mundo.

El algoritmo utilizado por la empresa busca que la minería demande mucho menos energía eléctrica en comparación con otras criptomonedas creadas en América Latina y en el mundo. Esto se hace con el objetivo de tener uno de los sistemas más fáciles y sencillos de usar.

Niobio Cash

Niobio Cash, conocida por las siglas NBR, es la primera criptomoneda creada en Brasil, la cual ha estado operativa desde 2017. Hasta el 2020 contaba con más de 336 millones de unidades para minar, con el propósito de impulsar el desarrollo tecnológico en base al mineral Niobio.

Brasil cuenta con más del 90 % de los depósitos de Niobio en el mundo, y para el 2016 había exportado más de 5000l toneladas. Niobio Cash se crea con la finalidad de apoyar la investigación y aprovechamiento de este mineral, para así reforzar la economía del país.

Niobio Cash funciona como moneda virtual en paralelo a las criptomonedas ya conocidas, por lo que tiene una alta compatibilidad en el mercado. A partir del 2018, esta criptomoneda fue incluida en monederos como Coinbase, cosa que le ha dado mucha más popularidad.

Su cartera Niobot, está disponible para varias redes sociales y apps de mensajería como Telegram y Whatsapp; y actualmente esta criptomoneda se acepta en al menos ocho comercios brasileños, con opción de intercambio por BTC, TradeOgre, entre otros.

LuKa

Otra de las criptomonedas creadas en América Latina, es conocida como LuKa. Un joven chileno de 22 años, conocido como Ariel Salas, desarrolló en 2017 esta criptomoneda, no obstante, no fue lanzada hasta el 2018, luego de varias pruebas antes de ponerla operativa en el mercado.

El nombre nace en referencia a la jerga muy chilena de llamar “luca” al billete de 1 millón de pesos en el país. Su desarrollador manifiesta que esta criptomoneda, se originó con el propósito de impulsar el emprendimiento y la innovación en el país, con proyección a toda Latinoamérica.

Luego de dos meses de su lanzamiento, LuKa ya contaba con 3 mil usuarios en su comunidad y más de 10 mil suscriptores en su plataforma. Según la compañía, LuKa es una forma segura, confiable y no rastreable. Durante su primera fase, cada LuKa equivalía a $400.

Petro

Con la llegada del BitCoin, Venezuela también comenzó a apostar por el desarrollo para crear una propia criptodivisa, y de esta manera nació el Petro.

El Petro, es una moneda digital aprobada por el Banco Central de Venezuela a través del uso de la plataforma blockchain.

Su desarrollo fue motivado por la intención de incorporar al país en el mercado de criptomonedas en América Latina, y al mismo tiempo contrarrestar al dólar como moneda. El nombre de esta criptodivisa proviene de una de las mayores fuentes de riqueza de Venezuela, el petróleo.

Es por esta razón, que su precio está aunado al valor de algunas de las materias primas con las que cuenta el país, entre esas el oro, el diamante, el hierro, el coltán y como indicamos anteriormente, el petróleo. De esta manera, se convirtió en una de las pocas criptodivisas respaldadas por los recursos minerales del país.

El Gobierno venezolano promueve esta criptomoneda como una manera de inversión, ahorro e intercambio de servicios, con la que se pueden comprar bienes, pagar impuestos y enviar remesas. Se puede transferir entre familiares y amigos.

Sin embargo, debido a los altos índices de inflación en el país, el Petro se ha convertido en una de las criptomonedas creadas en América Latina con más polémica, debido a ciertas inconsistencias con la filosofía de la moneda y la ejecución dentro de la economía venezolana.

Plasticoin

Teniendo como motor principal la protección del medio ambiente y el impulso del reciclaje, nace Plasticoin, la primera criptomoneda ecológica desarrollada en Uruguay. Una propuesta lanzada al mercado a inicios del 2019 específicamente en Piriápolis, con proyección a extenderse por todo el país.

Plasticoin es una moneda virtual que puedes acumular a través de su plataforma a cambio de plástico reciclado. Una vez que hayas recogido plástico de las playas o de tu hogar, puedes llevarlo a sus centros de acopio ubicados en diferentes sectores de Piriápolis. Allí será pesado y en base a la cantidad de plástico reciclado, será acreditado a tu billetera electrónica el equivalente en Plasticoins.

El Plasticoin puede canjearse por productos, servicios y por otros artículos en diferentes tiendas, restaurantes y negocios afiliados a este servicio. Por cada kilogramo de plástico reciclado, puedes recibir entre 100 y 200 Plasticoins. El plástico que proviene de las playas, en piezas más grandes, tiene un mayor valor.

Esta es una de las criptomonedas creadas en América Latina con un propósito netamente ecológico, que no solo pretende posicionar a Uruguay en el mercado blockchain, sino también contribuir al medio ambiente.

Para finales de 2020, Plasticoin contaba con más de 20 compañías afiliadas al proyecto y muchas más en negociación para expandirlo al resto del país.

TE RECOMENDAMOS: