Español

¿Qué es el esquema piramidal?

El esquema piramidal o la estafa financiera piramidal, se ha convertido en una forma de fraude cada vez más común, a través de la cual millones de personas han perdido todo su patrimonio o grandes sumas de dinero por poner su capital en negocios no confiables

esquema piramidal

¿Qué es el esquema piramidal? Fuente de imagen: pexels.com

El esquema piramidal o estafa piramidal es un modelo de negocio fraudulento en el cual los miembros tienen el propósito de captar más personas y su dinero a través de inversiones, garantizando el retorno de porcentajes de interés de supuestos negocios rentables.

Básicamente, quienes crean este tipo de pirámides se preocupan por ofrecer un alto retorno de dinero en poco tiempo, y usan la inversión de los nuevos participantes para pagar a los antiguos haciendo creer que es un negocio exitoso y así quedarse con todo el dinero de la inversión.

Seguramente en algún momento has recibido una invitación para invertir en algo que a primera vista no parecía seguro o viable. Generalmente este tipo de negocios suena demasiado bien para ser cierto, por lo que genera ciertas razones para sospechar de su procedencia; sin embargo, muchos terminan cayendo en negocios piramidales.

¿Cómo funciona?

Se le llama “pirámide”, porque su estructura de organización está compuesta por la persona que está arriba, como creador, o creadores de este sistema, que al ir captando más participantes, genera más ingresos por cada persona que se sume. El segundo piso serían sus clientes, el tercero los clientes de ese segundo piso y así sucesivamente.

En la mayoría de los casos, este tipo de estafas suelen esconderse detrás de un servicio o la venta de un producto, sin embargo, el verdadero beneficio está en la entrada de nuevos participantes al esquema piramidal, ya que a cada uno se le pedirá un monto mínimo de inversión para poder entrar en el supuesto “negocio rentable”.

El proceso del esquema piramidal se convierte en fraudulento cuando el dinero invertido por los nuevos participantes, básicamente solo genera ganancias para los primeros inversionistas (los del primer piso de la pirámide) y no son retribuidos, luego de haber prometido grandes beneficios o generación de intereses que jamás son generados.

Es importante mencionar que el éxito del esquema piramidal o estafa financiera piramidal dependerá de la suma de muchos participantes, por lo que cuantas más “víctimas” inviertan y reinviertan su dinero, mayores beneficios económicos tendrán los inversionistas originales.

Relación entre el esquema piramidal y el esquema Ponzi

Aunque ambos esquemas se usan para hablar de este tipo de fraudes e incluso en el mismo contexto, tienen algunas diferencias más allá de coincidir en que ambos son una forma de estafa ilegal.

El esquema Ponzi recibe este nombre gracias al italiano Carlos Ponzi, quien se hizo famoso por convertirse en el creador de la primera estafa piramidal de la historia. En 1919 prometió a sus inversores ganancias de más del 50 % en 45 días y muchas personas incluso hipotecaron sus viviendas para invertir en este negocio, perdiendo todo su dinero.

Este tipo de fraude, a diferencia del esquema piramidal, no tiene un servicio o producto de por medio, solo la promesa de unas ganancias futuras luego de la inversión, por lo que no se invierte en instrumentos financieros.

Dentro de los esquemas piramidales, este se considera una pirámide abierta y es la persona que organiza este tipo de fraude, quien se encarga de controlar toda la operación, administrar todos los fondos y obtener todos los beneficios del sistema, sin intermediarios, solo con los inversionistas, a quienes se le promete ganancias que nunca son otorgadas.

Casos de esquema piramidal en Latinoamérica

Aunque las estafas financieras piramidales cuentan con casos más representativos en Europa y Estados Unidos, América Latina también ha sido escenario de muchos casos de esquema piramidal con pérdidas millonarias.

Chile

Un ejemplo de fraude por esquema piramidal, es el caso de “la coneja” en Chile de 1971. La persona detrás del engaño, usaba los periódicos y la televisión para promocionar su idea de negocio a las personas a través de imágenes eróticas, invitándolas a depositar dinero en una cuenta bancaria a cambio de libros y viajes. Meses después, huyó a Estados Unidos con el dinero generado de esas inversiones y no recibió ninguna penalización.

Perú

En Perú, el caso de CLAE es un claro ejemplo de estafa mediante el esquema piramidal. En 1978, Carlos Manrique creó la empresa con la cual dejó afectadas a más de 200 mil personas a través de una propuesta de inversión. Aunque se suponía que se dedicaría a brindar asesoría a compañías, realmente se convirtió en un sistema financiado por el dinero de los clientes y participantes, a quienes se les prometió la ganancia de altos intereses si traían a 10 personas más al negocio con montos mínimos de inversión.

En vista de que no fue cumplida la promesa de reintegro de dinero, la estafa salió a la luz pública, Carlos Manrique Carreño huyó del país convirtiéndose en el peruano más buscado y fue capturado en 1994 por la Interpol en Miami. Hasta el 2017 muchos peruanos seguían en batallas legales para recuperar su dinero.

Recomendaciones ante un posible negocio bajo esquema piramidal

Diferenciar el negocio multinivel del esquema piramidal

En el primero, el porcentaje de comisión o ganancia, es directamente proporcional a la venta de un producto o servicio a los clientes, es decir, cuanto más se vende, más se gana y esto es un sistema totalmente legal. Y si se pide alguna cuota de inscripción, suele ser muy baja.

Por su parte, en el esquema piramidal fraudulento, el dinero que se gana dependerá solo de las personas que se puedan reclutar, quienes se convierten en inversionistas, y ese dinero, beneficia en su mayor porcentaje a quien está en el tope de la pirámide, es ahí cuando se convierte en ilegal.

En los negocios multinivel hay de por medio algún producto o servicio, en el esquema piramidal, casi nunca existe nada tangible, probablemente solo una idea o una promesa.

Prestar atención a la parte legal de la empresa

Generalmente, este sistema fraudulento se da con empresas que no poseen autorización para operar de las instituciones financieras reguladas y que constantemente están cambiando su razón social, denominación o incluso dirección fiscal.

Otra alerta que puede indicar que se está frente a un negocio de esquema piramidal, es la resistencia por parte de quien hace la oferta a otorgar información específica, o detalles del negocio, así como también el no contar con una sede física y operar solo por teléfono o por internet.

Estar atentos al lenguaje utilizado

Es muy importante estar atentos al lenguaje utilizado por las personas que dicen tener “el mejor de los negocios”. Es muy común que usen la palabra “reclutar” o algún sinónimo, así como también el uso de frases como “obtendrás dinero en tiempo récord” o te invitarán a aprovechar tu red de amigos o conocidos.

No dejarse impresionar a la primera

Parte del modus operandi de estos delincuentes, es citar a las personas en hoteles lujosos, restaurantes finos e incluso hacer alarde de su relación con personalidades del deporte o del espectáculo, por lo que es muy importante no dejarse deslumbrar ni influenciar por detalles como estos.

No quedarse solo con la recomendación de otro miembro de la organización

En muchos casos, son las víctimas de las estafas a través de esquemas piramidales quienes recomiendan este tipo de negocios para poder recuperar el dinero perdido. Quienes los engañaron en primer lugar, le pedirán reclutar a más clientes para poder devolver el dinero que les deben, por lo que los testimonios de otros inversionistas no necesariamente son confiables.

TE RECOMENDAMOS:

Pay Space

6724 Posts 0 Comments

Our editorial team delivers daily news and insights on the global payment industry, covering fintech innovations, worldwide payment methods, and modern payment options.